Eliminar las interferencias en la señal de audio

Eliminar las interferencias en la señal de audio

Tanto en el violín eléctrico como en cualquier otro instrumento eléctrico o electroacústico, se pueden producir alteraciones del espectro sonoro a lo largo de la cadena electroacústica. Dichas perturbaciones se conocen más comúnmente como interferencia. Este ruido puede ser generado desde diferentes elementos y puede llegar a ser (muy) difícil identificar su origen. Para localizarlo, es necesario llevar a cabo un proceso de eliminación, retirando y desconectando uno a uno los elementos hasta identificar la fuente del ruido de interferencia.

Una vez identificada la fuente, se puede intentar encontrar una solución para reducir y, de ser posible, eliminar por completo la interferencia. En cualquier caso, conviene saber que tratar el ruido desde su fuente siempre será mucho más sencillo que tratarlo a la salida de la cadena electroacústica. Si usted piensa que un ingeniero de sonido cuenta con todas las soluciones para eliminar las interferencias, ¡piénselo de nuevo! La solución más sencilla es siempre eliminarla o, al menos, reducirla al máximo para luego poder retocarla digitalmente.

Sumados, estos ruidos pueden generar un alboroto infernal para el público y el técnico de sonido. Por eso, durante la prueba de sonido, o antes de iniciar una grabación en estudio, es necesario tratar de identificar la causa para reducir y, si es posible, eliminar este inconveniente. Hemos enumerado una serie de parámetros que posiblemente sean la causa de las interferencias en su cadena electroacústica.

Cómo funcionan las pastillas

Por lo general, los instrumentos musicales vienen equipados ya sea con pastillas piezoeléctricas o electromagnéticas. En las guitarras eléctricas se suelen utilizar pastillas electromagnéticas, mientras que en las guitarras acústicas las pastillas son piezoeléctricas. Nuestros violines eléctricos cuentan con varias pastillas piezoeléctricas (una por cuerda).

Pastillas piezoeléctricas

Las pastillas piezoeléctricas están diseñadas para «traducir» una vibración, a la cual se ven sometidas, hacia una señal de audio. En el caso de un violín, se trata de la vibración de las cuerdas. Cuando la cuerda vibra, ejerce presión sobre la pastilla piezoeléctrica la cual genera una señal eléctrica que se transmite a un amplificador. Aquí vemos un Equinox dotado de un puente que utiliza una pastilla en cada cuerda.

Pastillas electromagnéticas

Las pastillas electromagnéticas funcionan de otra forma. Son imanes rodeados por un bobinado de alambre de cobre. Estos generan un campo magnético que cambia cuando las cuerdas vibran. Esta variación genera una señal eléctrica que se transmite a un amplificador.

A diferencia de la captación por medio de micrófonos, estas tecnologías tienen la ventaja de no producir retroalimentación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que pueden aparecer otros tipos de interferencias, y ya veremos por qué.

Interferencias eléctricas

Apantallamiento

En lo referente a su transductor de sonido, tenga en cuenta que tiene que estar aislado para así limitar las perturbaciones producidas por las interferencias electromagnéticas. Normalmente, los sensores de los instrumentos musicales cuentan con apantallamiento para evitar este tipo de inconvenientes. Tal es el caso de nuestras pastillas; cada sensor cuenta con un apantallamiento individual.

Sin embargo, es imposible garantizar un apantallamiento perfecto. Cada sensor es susceptible de reaccionar al entorno en el que se encuentra en función de las interferencias eléctricas o electromagnéticas existentes. Son las interferencias más difíciles de identificar ya que son invisibles y no tienen relación alguna con su equipo de música.

Estas interferencias pueden proceder de cualquier elemento susceptible de perturbar las pastillas. En estos casos, oirá un zumbido continuo reconocible dentro de las frecuencias correspondientes a la corriente eléctrica de su país: 50 Hz en Europa y 60 Hz en América del Norte, por ejemplo.

Este es el «bzz» que se suele escuchar en las guitarras eléctricas. Las pastillas electromagnéticas son un poco más propensas a las interferencias. Podrá ver un ejemplo del bzzz en el siguiente vídeo.


Para reducir esta interferencia, basta con moverse unos pocos metros, o encontrar el dispositivo que está causando la interferencia y apagarlo. Puede que se trate de una fuente de luz determinada, de un aparato eléctrico, de ondas de radio, del wifi, de una antena de telefonía móvil ubicada cerca de su casa, de un conector PLC (transmisor de Internet por electricidad), etc. Como, por ejemplo, tuvimos el caso de un violinista que estaba teniendo problemas por culpa de su nevera la cual, al ponerse en marcha, perturbaba la señal eléctrica de la casa.

Muy a menudo, si se gira en ciertas direcciones, se logra encontrar una posición que genere menos interferencia… Esta posición será entonces la «posición ideal» para tocar en un estudio y grabar con la menor interferencia posible. En el marco de un concierto, resulta innecesario precisar que no se debe tocar de espaldas al público, habrá que buscar otra solución. No se preocupe, el ingeniero de sonido siempre cuenta con algunas ideas para limitar el zumbido.

El «bzzz» también puede aparecer si el instrumento requiere el uso de una fuente de alimentación eléctrica (batería o pila) en cuyo caso se trata de un problema de tierra (ver el siguiente punto para obtener mayor información sobre el bucle de tierra).

Bucle de masa o de tierra

caja DI

El problema del bucle de tierra es que también puede generar interferencia. El bucle de tierra se crea cuando varios elementos utilizados en la cadena electroacústica se encuentran conectados a diferentes tomas de corriente. Al tratarse de una corriente alterna, su frecuencia varía de una toma a otra, lo cual genera interferencias.

En este caso, puede utilizar el interruptor «ground/lift» de su caja DI o de su multiefectos si lo tiene. Esto cortará el bucle de tierra entre los circuitos de entrada y salida y detendrá las interferencias. Este tipo de interruptor a veces está presente en los amplificadores y cumple la misma función.

Iluminación

La iluminación también es un elemento de perturbación que puede generar interferencia. Las luces de neón, particularmente, generan un «zumbido» permanente. Si usted tiene buen oído, habrá podido escuchar que las luces de neón emiten este ruido en cuanto se encienden. La solución: limitar el número de fuentes de luz en el estudio o utilizar otro tipo de iluminación.

La iluminación provista de un regulador de intensidad también generará mayores o menores ruidos; estos son interruptores que permiten no sólo encender o apagar una fuente de luz, sino también controlar su intensidad. La mayoría de los hogares norteamericanos los tienen (en menor medida en Europa). Estos reguladores pueden generar y/o acentuar las interferencias. En este caso, encuentre la posición que genere menos interferencia. Por lo general se trata de la posición que permite obtener la máxima potencia lumínica.

Preamplificador

Por razones de adecuación de los niveles de la señal de audio, a veces es necesario contar con un preamplificador para controlar la impedancia de la señal creada por el instrumento. Un preamplificador de mala calidad puede llegar a generar un «siseo» cuando el volumen es alto.

Es preferible utilizar instrumentos musicales que no tengan un preamplificador integrado (sin una fuente de alimentación interna, como una pila de 9 V conectada a la producción de sonido). No tener un preamplificador interno le permitirá controlar mejor su cadena electroacústica y su cadena de efectos. Muchos preamplificadores internos transforman el sonido de antemano con efectos como la reverberación, lo que hace más compleja la posterior creación de una cadena de efectos. Es mejor optar por un preamplificador externo de calidad. Al menos así podrá controlar la calidad.

Cables

Cable jack

En el caso de los instrumentos musicales y los accesorios, utilizamos cables jack de 6,35 mm o XLR. Algunos de ellos cuentan con apantallamiento y evitan las interferencias de los parásitos.

¿Qué diferencias existen entre los cables balanceados y los no balanceados?

Los cables balanceados son relativamente inmunes al ruido generado por las interferencias. Constan de 3 cables: uno de fase positiva, uno de fase negativa y uno de tierra. Los cables no balanceados tienen sólo dos: uno de fase positiva y otro de tierra. La presencia de la fase negativa es el elemento que limita las interferencias.

¿Y qué significa un conector TRS y un conector TS?

Es muy parecido al principio anterior, salvo que ahora hablaremos de los puntos de contacto. Un cable con jack TRS tiene 3 puntos de contacto, mientras que un cable con jack TS sólo tiene 2. Es ese tercer punto de contacto presente en las conexiones TRS lo que permite transmitir una señal balanceada. En un cable con jack TRS de 6,35 mm, se puede ver un anillo adicional en la conexión jack. Estos cables transmiten una señal balanceada y son el equivalente de un cable estéreo.

Se podría pensar que el uso de un cable TS es lo más adecuado para un instrumento musical. Pero la mayoría de los instrumentos musicales no son compatibles ya que la señal producida suele ser mono no balanceada. Así que la mismísima función de limitar el ruido resulta imposible. Por eso las cajas DI se suelen utilizar junto a los instrumentos musicales.

No utilizar cables demasiado largos

Cuanto más largo sea el cable que conecta el instrumento al amplificador o al pedal de efectos, más probabilidades habrá de que capte interferencias, como, por ejemplo, ondas de radio extrañas. Estas se incorporarán a la señal de audio y crearán ruido. Por eso, es mejor utilizar cables que no sean demasiado largos.

No enrollar los cables

Acostumbramos a enrollar nuestros cables en forma de círculo para guardarlos, y a no desenrollarlos completamente en el escenario o en el estudio para evitar tener cables demasiado largos por ahí. Sin embargo, el hecho de dejar los cables enrollados hará que éstos actúen como una antena que recogerá las ondas de interferencia y, por tanto, generarán ruido. Desenróllelos para así limitar las interferencias.

Cables en mal estado

A primera vista, todos los cables parecen estar en buen estado, pero al desenrollarlos y enrollarlos, tirar de ellos o pisarlos, el cableado interno puede llegar a romperse. Si la tierra se rompe, el ruido se generará automáticamente. Deberá probarlos uno por uno para identificar el cable que está provocando la interferencia. Una vez identificado, tiene 2 opciones: si usted es hábil con las manos, puede intentar reparar el cable de tierra, pero si no tiene idea de cómo hacerlo, entonces es inútil conservarlo, hay que reemplazarlo. Y no olvide desechar el cable roto para evitar volver a utilizarlo.

Sistema inalámbrico

Un sistema inalámbrico puede eliminar o limitar los zumbidos. Asimismo, no debería verse afectado por las interrupciones derivadas de la distancia entre el transceptor y tú, siempre que te mantengas dentro de su alcance. El inconveniente es que utilizan las mismas bandas de frecuencia que muchos otros dispositivos. Esto puede interferir en la transmisión de la señal entre el transmisor y el receptor. Hoy en día, existen sistemas inalámbricos que pueden escanear los rangos de frecuencias y seleccionar, al momento de la puesta en marcha, el menos utilizado en su entorno. Algunos pueden incluso intercambiar rangos de frecuencia en medio de un concierto sin que usted lo note siquiera.

También hay que tener en cuenta que un sistema inalámbrico de mala calidad probablemente creará siseos en los niveles altos de volumen. Es mejor informarse antes de comprar el primer sistema inalámbrico que encuentre en el mercado…

Procesadores y pedales de efectos

pedales de efectost

Los procesadores de efectos son armas de doble filo. Mejorarán su sonido si lo utiliza correctamente y, por el contrario, pueden deteriorarlo por completo si los ajustes no son los adecuados. Tenga en cuenta que un multiefectos de gama muy baja puede generar sistemáticamente siseos y ruidos.

Encadene los efectos siguiendo un orden lógico para así minimizar la generación de interferencias en cada paso. También, asegúrese de ajustar correctamente la ganancia de entrada en su procesador de efectos y elija efectos de buena calidad.

Siéntase libre de utilizar efectos que limpien el sonido, tales como el denoiser o el gate.

Todo pedal necesita de una alimentación eléctrica. Al igual que los cables, si su conexión a tierra se daña, se generará un «bzzz». Esto se aplica a cualquier componente que utilice una conexión a tierra, como por ejemplo un amplificador, un sistema de megafonía, un looper, etc.

¿Como crear la cadena de efectos en el violín eléctrico?

Sistema de audio

Un sistema de audio puede ser:

  • Un amplificador
  • Un sistema de audio que contenga ya sea sólo uno o varios altavoces

Un sistema de audio, mal ajustado o mal diseñado, constituirá una fuente significativa de ruido en la cadena electroacústica. Estas interferencias, si no se eliminan previamente o posteriormente, se convierten rápidamente en algo muy molesto, incluso insoportable. Seguramente ya lo ha oído, es el «bzzzz» que se escucha cuando los músicos dejan de tocar en el escenario y el sistema de audio sigue activo. No obstante, el sistema de audio, al estar al final de la cadena electroacústica, no siempre constituye el origen de la interferencia. Puede estar retranscribiendo la interferencia producida por uno o varios elementos situados antes en la cadena electroacústica. Para identificar el origen de la interferencia, proceda por eliminación mediante la comprobación de los elementos que componen su cadena electroacústica. Una vez identificado, intente eliminar o reducir la interferencia.

En este caso nuevamente, la calidad del sistema de audio (amplificador, altavoces, subwoofer, etc.) dependerá de su presupuesto. Es mejor preferir la calidad del sistema de audio que su potencia. Los amplificadores de gama baja suelen ser una fuente de mucha interferencia.

Un sistema de audio

Images: Unsplash – @litangen, @gabrielgurrola, @juandinella, @antoinebst