Obtener el sonido de un violonchelo con un violín o una viola

¿Como obtener el sonido de un violonchelo con un violín o una viola?

A todo instrumentista le gustaría ir más allá de las posibilidades de su instrumento. Ya sea que seamos violinistas, violistas o guitarristas, a menudo apreciamos las capacidades de muchos otros instrumentos. La desventaja es que para dominar otro instrumento de la misma manera en que se domina nuestro instrumento principal, se necesitan largas horas de práctica.

Pero a veces, existen algunas sutilezas poco conocidas que pueden ayudarle a multiplicar sus posibilidades musicales. En su calidad de violinista o de violista, ¿no ha considerado al menos una vez conseguir un sonido tan grave como el de un violonchelo?

Existen dos maneras de lograrlo, ya sea cambiando las cuerdas o usando un pedal de efectos especializados. ¡Y todo esto se lo explicamos en este artículo!

Usar cuerdas de barítono

¿Qué es un barítono en un violín?

Un violín barítono es un instrumento afinado una octava por debajo de un violín. Este instrumento es parte de la familia de los violines y tiene un sonido más cálido y grave. El nombre de barítono hace referencia a la voz de un barítono en la ópera.

Es un instrumento más grande que un violín, pero más pequeño que un violonchelo. Aunque originalmente se usaba en la época medieval, ahora ha desaparecido. Hoy en día, ya no se encuentran realmente violines barítonos. Este video muestra a Jacques Dupriez tocando su violín barítono.


¿Cómo se consigue el sonido de un violín barítono… y por ende de un violonchelo?

Todo lo que se debe hacer es reemplazar las cuerdas del violín por cuerdas de barítono, conocidas también como cuerdas de octava u octavadas.

Muchos violinistas cuentan con un violín y un «violín barítono». Tal es el caso de nuestra embajadora Catherine Lara, que utiliza ambos tipos de violín sobre el escenario. Aquello que llamamos «violín barítono» es en realidad un violín que tiene el sonido de un violín barítono gracias al uso de cuerdas octavadas. No se trata de una reproducción del instrumento medieval tal y como existía en aquella época.

Estas cuerdas octavadas se encuentran en el mercado desde hace varios años, aunque a veces pasan desapercibidas. Los juegos de cuerdas octavadas, por lo tanto, suenan una octava más abajo en comparación con un violín o una viola.

Un violín eléctrico con cuerdas de barítono
El Line de nuestra Embajadora Catherine Lara
con cuerdas octavadas

También mencionamos las violas porque algunos fabricantes ofrecen la cuerda octavada en Do (C). De hecho, son cuerdas de violonchelo que tienen la misma longitud que las cuerdas de un violín o una viola. Por lo tanto, tienen un diámetro mucho mayor que las 4 cuerdas de un violín o una viola.

Este diámetro puede requerir la intervención de su luthier. Puede ocurrir que las cuerdas no puedan ser insertadas en las clavijas de su violín y que los surcos de la cejilla no estén adaptados. En este caso, es preferible no intervenir en su instrumento principal y adaptar un segundo violín/viola a dicha necesidad.

El grosor de las cuerdas conduce inevitablemente a una menor capacidad de respuesta respecto a las cuerdas de violín tradicionales. En los violines acústicos, la caja de resonancia puede encontrar un poco más de dificultad para producir el sonido de las cuerdas más graves. Por otro lado, estas cuerdas funcionan muy bien en los violines eléctricos que, debido a su estructura, podrán reproducir un tono profundo y grave.

Tesituras posibles

Para obtener el sonido de un violonchelo o de un violín barítono, se pueden reemplazar las cuerdas habituales por cuerdas octavadas. Su instrumento estará afinado una octava más abajo: Mi, La, Re, Sol o E-A-D-G. Esta configuración también puede realizarse en su viola si lo que busca es obtener la tesitura de un violín.

También puede transformar su viola o violín en una «viola barítono». Basta con colocar las cuerdas octavadas: La, Re, Sol, Do o A-D-G-C. El Mi se elimina reemplazando el Do. Todo el conjunto queda afinado una octava por debajo con respecto al violín.

Y finalmente, si usted posee un violín o viola de 5 cuerdas, puede colocar las 5 cuerdas mencionadas anteriormente: Mi, La, Re, Sol, Do o E-A-D-G-C.

¿Qué cuerdas debo elegir?

No son muchos los fabricantes de cuerdas denominadas de octava u octavadas. Hasta la fecha, sólo conocemos 3 referencias.

  • Helicore Octave de D’Addario (cuerdas metálicas)
  • Las Helicore Octave están disponibles como juego (no individualmente) y con una tensión media. El juego incluye las cuerdas Mi, La, Re, Sol.

  • Sensicore Octaver de Super Sensitive (cuerdas sintéticas)
  • Super Sensitive también ofrece sus juegos de cuerdas para violín y viola. La cuerda Do está disponible ya sea en juego para viola o individualmente en caso que desee usarla en un violín.

  • Superflexible Octave de Thomastik-Infeld (cuerdas sintéticas)
  • Las Superflexible Octave se encuentran disponibles en juego para violín con las 4 cuerdas octavadas Mi, La, Re y Sol. Son más poco comunes y más difíciles de encontrar.

Nosotros sólo hemos probado las dos primeras categorías mencionadas anteriormente. Estas cuerdas Helicore Octave et Sensicore Octaver se encuentran disponibles en nuestra tienda. Tenga en cuenta que estas cuerdas son bastante caras. Usted tendrá que pagar unos cien euros por un solo juego de cuerdas octavadas.

Usar un pedal octavador

También puede recrear digitalmente el sonido de un violonchelo utilizando un efecto octavador incluido en un procesador multiefectos o en un pedal de efectos individual.

¿Qué es un octavador?

Un octavador es un efecto armonizador que transpone la nota tocada a una octava más baja, a una octava más alta y a veces incluso a ambas, dependiendo del pedal que se utilice. Por cierto, el efecto octavador ha existido desde hace mucho tiempo. Jimmy Hendrix era un fanático de este efecto, el cual adaptó luego en octafuzz, es decir, un octavador con fuzz (efecto de saturación).

Otro guitarrista que se convirtió en leyenda gracias a un octavador: Jack White de The White Stripes y su magnífico riff en Seven Nation Army. Tal vez pensaste que se trataba de un riff de bajo. Bueno, no, se trata de un riff de guitarra combinado con varios pedales, uno de los cuales es un octavador. ¡La prueba está en el video!

El sonido obtenido por Jack White asocia un pedal octavador a una gran distorsión (efecto de saturación). En los pedales de los guitarristas, a menudo encontramos el octavador después de la distorsión. Por ende, amplificará la señal saturada por la distorsión. Nosotros lo usaremos de una manera diferente en el caso de un instrumento de cuerda frotada.

¿Cómo usar un octavador con un violín?

En el caso del violín (o la viola), el octavador se utiliza principalmente para transponer con la mayor claridad posible las notas y acordes tocados a una octava más baja para así acercarse más al sonido del violonchelo. Por lo tanto, un octavador no se posicionará en el mismo lugar que en la cadena de efectos de un guitarrista.

De hecho, para que el octavador pueda interpretar la señal entrante de un instrumento de cuerda frotada con la mayor precisión posible, es mejor que ésta no se deteriore mediante otro efecto. En este caso, el octavador debe colocarse lo antes posible en una cadena de efectos. Para lograr que la señal sea aún más clara, puede ser interesante trabajarla de antemano mediante un ecualizador. También es aconsejable combinarlo con un poco de delay y de reverberación para darle más profundidad al sonido.

Cadena de efectos con un octavador para un violín o una viola
Ejemplo de cadena de efectos con un octavador para un violín o una viola

Si nunca lo ha intentado antes, puede que se sorprenda por el sonido que produce, especialmente en las cuerdas más graves… ¡Suena condenadamente bien con una cuerda Sol y aún mejor con una cuerda Do!

El octavador es un elemento imprescindible que debe tener en su pedalera o en cualquiera de sus cadenas de efectos pre-configuradas en su procesador multiefectos.
Al recrear el sonido de un violonchelo, también es posible tocar algunas líneas de bajo en pizzicato. Aquí se muestra un ejemplo de un efecto de bajo creado con el Hotone Ampero.


¿Qué octavador debería elegir?

Existen dos tipos de octavadores: monofónicos y polifónicos. Muchos octavadores son monofónicos, lo que significa que procesan una sola nota a la vez. Los otros modelos manejan la polifonía y por lo tanto permiten tocar acordes. Un modelo monofónico funcionará correctamente con los pizzicatos, pero una vez que se utilice el arco, es posible que tenga problemas para transcribir la señal.

Debido a esto, y a la complejidad del sonido producido por el arco, es mejor elegir un modelo polifónico. Antes de decidir, consulte los pedales y efectos favoritos de otros violinistas alrededor del mundo en nuestro artículo sobre este tema, pregúntele a otros violinistas, o pregúntele a sus amigos guitarristas. Si un guitarrista detecta una pérdida de señal con su pedal octavador, ¡olvídelo! Si un pedal no puede manejar la señal de una guitarra correctamente, le será aún más difícil interpretar la señal de un instrumento de cuerda frotada.

Puede intentar usar el octavador con ganancia tal como Jack White lo hizo con su riff cargado de saturación. Pero tenga en cuenta que la complejidad de la ejecución con arco dificulta el uso de un octavador después de una gran saturación, o después de una extensa sucesión de efectos. Puede que encuentre problemas para interpretar la señal entrante debido a dicha saturación extrema y a la complejidad de las frecuencias que se deben analizar…

Octavador y efectos de saturación

El octavador tendrá que interpretar las diferentes frecuencias propias de un violín, ya de por sí muy complejas, y que se verán modificadas por los efectos. Esto suele ser demasiado complicado y es probable que se produzcan pérdidas de señal. Tal vez la opción más interesante sea aplicar un compresor y/o un overdrive o una distorsión después del octavador. El resultado sonoro final será menos grunge, pero habrá logrado algo funcional.

Por supuesto, el resultado final dependerá del hardware que se utilice y de los ajustes que se apliquen. Es posible que al colocar el octavador después de la distorsión se obtenga un resultado satisfactorio. Hay tantos parámetros que entran en juego en el diseño de la cadena de efectos que nada está realmente escrito. Es preciso hacer pruebas para encontrar un sonido que se adapte a usted.

Octavador y distorsión con un violín
Ejemplo de cadena de efectos con un octavador y un efecto de saturación (distorsión o overdrive)

Fuentes y imagenes: fabricantes de cuerdas y de pedales de efectos, fotos Adi Goldstein y Expansivebits Erik Galindo