¿Por qué usar sistemas inalámbricos con su instrumento musical?

¿Por qué usar sistemas inalámbricos?

¿En qué consiste un sistema inalámbrico para instrumentos musicales?

Un sistema inalámbrico para instrumentos son los elementos que sustituyen al cable Jack de conexión entre su instrumento y cualquiera que sea el siguiente elemento dentro de su cadena de sonido. Puede ser entre el violín, la guitarra o el bajo y el procesador multiefectos, o directamente entre el violonchelo y el amplificador.

El sistema inalámbrico recibe y transmite la señal del instrumento musical sin necesidad de una conexión física.

¿Cómo funcionan los sistemas inalámbricos?

Un sistema inalámbrico funciona con dos componentes: un transmisor y un receptor. El transmisor se coloca en la entrada Jack del violín y el receptor se conecta al resto de la cadena de sonido. Su funcionamiento es sencillo. Si usted toca el instrumento, el transmisor envía la señal que capta al receptor, quien a su vez la recibe. La señal pasa entonces hacia el amplificador o el sistema de sonorización.

La mayoría de los dispositivos inalámbricos actuales cuentan con pequeños transmisores que se conectan al violín o a la guitarra. De hecho, no son mucho más pesados que un cable Jack.

¿Qué tecnologías se utilizan en los sistemas inalámbricos?

Los sistemas inalámbricos han avanzado mucho. Los primeros sistemas inalámbricos poco tienen que ver con los nuevos que han salido al mercado.

Si está buscando un sistema inalámbrico y está tratando de entender en qué consisten sus características, tendrá que distinguir entre una multitud de términos que corresponden a diferentes tecnologías: VHF, UHF, 2,4Ghz, WiFi, analógica, digital, canales, etc. Intentemos aclarar todo esto.

VHF VS UHF vs WiFi (2,4Ghz)

A la hora de transmitir la señal, todo sistema inalámbrico se comunica a través de una banda de frecuencias. En el mundo de la música, se utiliza la banda de ultraalta frecuencia (UHF) o la banda de frecuencia de 2,4Ghz, que también se utiliza para el WiFi tradicional.

UHF

El sistema UHF utiliza frecuencias de radio y, más concretamente, el rango de 300Mhz a 3000MHz, el cual permite utilizar un gran número de dispositivos de manera simultánea. Tenga en cuenta que cada país tiene su propia banda de frecuencia utilizable. No será igual de un país a otro.

WiFi de 2.4Ghz

Esta banda de frecuencias es legalmente accesible en todo el mundo, lo que la hace universal. Pero esto también puede ser una desventaja, ya que, si existen muchos dispositivos utilizando dicha red en los alrededores, se pueden generar interferencias. En la práctica, esto no suele ocurrir debido a que los fabricantes han implementado para ello un sistema de canales intercambiables. Esto significa que, si el canal en el que se está transmitiendo se encuentra saturado, se puede cambiar de canal.

VHF

Hemos señalado en el título el sistema VHF para «Very High Frequency» (frecuencia muy alta). También tiene como base las frecuencias de radio. Pero en el mundo de la música, no se utiliza o ha dejado de utilizarse.

Analógico VS Digital

Este es un debate que no cesa en el mundo de la música. Cada músico tiene su propia opinión al respecto. Algunos afirman que la tecnología analógica es mejor y otros prefieren la digital. Cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes. Los sistemas inalámbricos UHF son analógicos y los que utilizan la gama de frecuencias WiFi son digitales.

Un sistema UHF es analógico y tendrá peor calidad de audio que un sistema digital. Esto se debe a que para enviar la señal de audio a través de las frecuencias de radio, hay que comprimirla y luego descomprimirla. Esto implica pequeñas pérdidas de información. Un sistema digital no necesita de la compresión para transmitir la señal.

En cambio, un sistema UHF analógico no tiene latencia a la hora de pasar por las ondas de radio. Un sistema digital siempre tendrá una pequeña latencia. Hoy en día, son menores, pues la calidad de los productos en el mercado ya ha mejorado mucho.

Gestión de radiofrecuencias

Un sistema UHF tiene un rango de frecuencias muy amplio. Sin embargo, no todo el rango de frecuencias se encuentra libre y existen muchas fuentes que lo utilizan (radio, televisión, etc.). Por lo tanto, es necesario comprobar que la banda utilizada se encuentra disponible y que no se producen interferencias.

Los sistemas inalámbricos basados en frecuencias de 2,4 GHz utilizan canales. El número de canales es limitado, normalmente entre 4 y 6 como máximo. Los músicos deben seleccionar el canal menos utilizado en la zona para evitar interferencias. Algunos dispositivos son capaces de determinar el mejor canal por sí mismos. Otros pueden incluso cambiar de canal en medio de una presentación en vivo si consideran que el canal en uso está sobrecargado.

Existen aplicaciones y programas informáticos que pueden instalarse en los teléfonos u ordenadores para identificar los canales menos utilizados en una zona. Básicamente, se utilizan principalmente para calibrar el WiFi doméstico. Al utilizarlos, usted podrá identificar el canal de WiFi menos utilizado en su vecindario para así mejorar su estabilidad.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un sistema inalámbrico?

Libertad de movimiento

La primera ventaja de un sistema inalámbrico es la libertad de movimiento. El músico ya no depende de la longitud de su cable y tiene la posibilidad de desplazarse de un extremo a otro del escenario. Así, durante un solo, es muy fácil situarse en la parte delantera del escenario junto al cantante. Esto facilita la presencia sobre el escenario.

Hemos probado varios sistemas inalámbricos y su alcance es más que suficiente para escenarios grandes. La mayoría de los sistemas inalámbricos disponen de un alcance de al menos 25 a 30 metros si ningún obstáculo impide el paso de la transmisión. Por supuesto, si hay una pared entre el emisor y el receptor, la señal es susceptible de ser interrumpida. Pero es bastante poco frecuente que haya paredes en el escenario 🙂 .

violinista jugando con un sistema inalámbrico

Menos cables

El uso de cables puede convertirse rápidamente en un dolor de cabeza. Cuanta más gente haya sobre el escenario, más complicado será. Si usted se mueve, desenrolla el cable y luego vuelve a su sitio, lo más probable es que éste quede arrastrándose en medio del escenario. ¿Qué músico nunca se ha enredado con un montón de cables?

Los sistemas inalámbricos también son una ventaja para mantener un escenario limpio. No hay nada más profesional que un escenario sin decenas de cables Jack y XLR por doquier. Todo grupo y músico trata de disimularlos ante el público, pero siempre queda un montón de cables tirados en el suelo.

Esta es la razón principal por la que utilizamos diferentes sistemas inalámbricos Xvive en nuestros eventos. Nuestra estación queda más despejada, sin cables en el suelo.

Detener el crujido y otros problemas de tierra

Todo cable se deteriora con el tiempo. Debido a que se enrolla y desenrolla con frecuencia. La conexión a tierra del cable Jack puede debilitarse o incluso romperse. A veces es difícil darse cuenta de que un cable Jack se encuentra dañado. Como tocamos sin parar, nos centramos en la ejecución y pensamos con frecuencia que el problema se encuentra en otra parte.

Un sistema inalámbrico evita todos los problemas de tierra. Por supuesto, también puede degradarse con el tiempo. Pero un aparato guardado en una caja suele estar mejor cuidado que un cable Jack tirado en el fondo de una maleta o de un cajón.

Duración de la batería

Los sistemas inalámbricos funcionan con pilas o baterías de litio. Como cualquier sistema de este tipo, la batería tiene una vida útil limitada. Conviene recordar siempre que hay que cambiar la batería o cargar el sistema inalámbrico para no quedarse sin batería el día del concierto. Esto requiere de un poco de organización.

La mayoría de los sistemas inalámbricos profesionales utilizan baterías de litio. Duran lo suficiente como para hacer un espectáculo completo. La mayoría de los sistemas inalámbricos tienen un tiempo de funcionamiento de al menos 3 ó 4 horas.

Al igual que la batería de un teléfono, al cargarse y descargarse, esta se irá desgastando y su vida útil disminuirá con el tiempo.

En cualquier caso, nunca salga de casa sin un cable Jack en su estuche. Si acaso olvida cargar el sistema inalámbrico, siempre puede cambiar a un sistema conectado por cable.

Latencia

Técnicamente, la latencia es el tiempo que transcurre entre el momento en que el músico toca y el momento en que el sonido tocado es emitido por los altavoces o el amplificador. Siempre existirá latencia durante este proceso, tanto si se realiza con un cable como si se hace mediante un sistema inalámbrico. El recorrido del cable es más directo, por lo que hay menos latencia (o ninguna). Los sistemas inalámbricos analógicos (UHF) tienen una latencia muy baja, ya que utilizan ondas de radio FM. Los sistemas inalámbricos digitales (WiFi de 2,4 GHz) tienen una latencia ligeramente superior. Sin embargo, no hay que imaginarse que es algo gigantesco.

Existen muchos mitos sobre la latencia. Se trata sobre todo de una mala comprensión de las tecnologías y de los contratiempos relacionados con los sistemas inalámbricos más antiguos dotados de tecnologías más anticuadas. Mucha gente piensa que los sistemas inalámbricos para instrumentos musicales funcionan igual que los sistemas inalámbricos para altavoces portátiles, por ejemplo. Los sistemas inalámbricos para instrumentos musicales no utilizan Bluetooth, una tecnología con alta latencia. Hoy en día, la mayoría de los sistemas inalámbricos no tienen problemas de latencia.

Consulte las especificaciones de los sistemas inalámbricos, ¡siempre viene especificada su latencia! Una latencia inferior a 8ms no es perceptible. Es tan baja que no se nota.

Calidad de la señal

Muchos músicos consideran que un sistema inalámbrico le resta calidad a la señal enviada. Esto es técnicamente cierto. Pero la mayoría de las veces es mínima y apenas perceptible para los humanos.

Para transmitir el sonido de un instrumento musical o de la voz en el caso de los micrófonos, los sistemas inalámbricos analógicos (UHF) comprimen la señal para que pueda ser transportada por las ondas de radio. Cuando esta señal llega al receptor, se descomprime. Durante este proceso, es inevitable que ocurran pérdidas. Son pequeñas, pero están presentes.

Un sistema digital no necesita de ningún proceso de compresión. Por lo tanto, la calidad del sonido suele ser mejor.

Hemos hecho pruebas con músicos en las que hemos intentado reconocer un sonido desde un sistema inalámbrico o un sonido a través de un cable.

Le violon de Volt avec un sans-fil Xvive

Ninguno de ellos supo afirmar con certeza si el sonido provenía de una conexión inalámbrica o de un cable.

Sin duda, la diferencia es observable en un DAW cuando se analizan los rangos de frecuencia, pero para el oído humano es imperceptible. Los puristas siempre le dirán que el cable preserva el sonido. Lo hace. Pero, ¿es necesario que sea así cuando se trata de un concierto en el que la señal pasa de un aparato a otro antes de ser propagada por los altavoces? En un estudio, ciertamente existe ese interés. En el escenario, sin embargo, no tiene ninguno.

Muchos músicos y cantantes profesionales utilizan sistemas inalámbricos en sus conciertos. Si la calidad no fuera buena, no se molestarían en utilizarlos.

¿Se pueden tocar varios instrumentos con varios sistemas inalámbricos?

Tiene mucho sentido utilizar varios sistemas inalámbricos idénticos conectados a diferentes canales. Desgraciadamente, esto no suele ser así. Por lo tanto, consulte el manual de su sistema inalámbrico para informarse sobre el rango de frecuencias utilizado por cada canal de sus sistemas inalámbricos. Esto le permitirá elegir un rango diferente para cada músico.

Muchas agrupaciones con 5 o 6 músicos utilizan sistemas inalámbricos y retornos In-Ear (la mayoría de ellos también se conectan de forma inalámbrica), y nunca han tenido ningún problema. Normalmente, no se deberían tener problemas a no ser que se esté en un lugar lleno de interferencias y en un vecindario que abuse de la red WiFi. Son muchos factores que se juntan a la vez.

système sans-fil Xvive sur une guitare

Hay que tener en cuenta que en eventos como el Salón NAMM, somos cientos de expositores reunidos en un enorme pabellón que nos pasamos todo el día usando la tecnología inalámbrica. Nunca hemos experimentado ninguna interferencia.

¿Funcionan con la mayoría de los dispositivos?

Sí, los sistemas inalámbricos funcionan con casi cualquier instrumento musical, pedal de efectos o amplificador. Sin embargo, muchos músicos han observado que algunos instrumentos musicales activos pueden no funcionar correctamente con la tecnología inalámbrica. Se dice que un instrumento musical es activo si tiene un preamplificador a pilas incorporado. Los demás instrumentos se denominan pasivos.

Si su instrumento necesita de una pila para producir sonido, compruebe la compatibilidad de su instrumento con la tecnología inalámbrica en Internet. Puede que no sea compatible. Nuestros violines eléctricos son todos pasivos y, por lo tanto, son todos compatibles con los sistemas inalámbricos.

Sin embargo, tenga cuidado con los sistemas inalámbricos de gama básica pues a veces no soportan bien la potencia de las pastillas pasivas. El resultado es un sonido nasal con cortes repentinos y distorsionados. Esto es claramente un signo de mala calidad, ya que no es compatible ni con las pastillas activas ni con la mayoría de las pastillas pasivas.

¿Cómo mejorar el rendimiento de su red inalámbrica?

Unas cuantas reglas sencillas que mejorarán la fiabilidad de los sistemas inalámbricos.

  • Conviene evitar que haya obstáculos en el trayecto de transmisión de la señal (entre el emisor y el receptor). Cualquier objeto que se encuentre en el camino reducirá el alcance. Si el receptor está situado en el suelo junto a su procesador multiefectos o pedalera, no coloque objetos delante del receptor.
  • Durante las pruebas de sonido, compruebe la capacidad de alcance del sistema inalámbrico sobre el escenario o en la sala si tiene que desplazarse. Puede haber una zona concreta en la que se interfiera la transmisión. Si lo ha sabido identificar, evite tocar allí. También podrá determinar el alcance máximo del sistema inalámbrico en ese espacio.
  • Durante la prueba de sonido, si varios músicos están tocando con dispositivos inalámbricos (instrumento, retorno In-Ear, micrófono), verifique que todos los sistemas inalámbricos están funcionando correctamente en una situación real de interpretación.
  • Compruebe el estado de las baterías del sistema inalámbrico. Reemplace cualquier batería que carezca ya de duración suficiente.