¿Qué arco le conviene a su instrumento?

¿Qué arco para mi violin, viola o violonchelo?

Esta es una pregunta que con frecuencia se plantean los violinistas que quieren escoger un primer arco para su violín clásico o eléctrico, o que desean actualizar su instrumento invirtiendo en un nuevo arco.

¿Cómo elegir su primer arco? ¿Qué características hay que tener en cuenta a la hora de comprar un arco? ¿Cuál es la diferencia entre un buen arco y uno malo? He aquí algunos aspectos simples que se deben entender y analizar antes de elegir un arco.

¿Qué se entiende por un buen arco?

Pregúntele a cualquier violinista, violista o violonchelista y éste le dirá que un buen arco es algo que lo sustituye a uno mismo. Algo que se tiene en la mano, pero que debe formar parte de sí. Debe convertirse en una extensión de su brazo y ser olvidado al tocar. El arco está presente, pero debe ser «invisible» para el instrumentista que lo utiliza.

La elección de un arco es, en primer lugar, una cuestión de sensación propia. Usted puede probar 10 arcos diferentes, y el que elija dependerá de sus sensaciones y de su estilo al tocar. Y si otro músico prueba los mismos arcos al mismo tiempo que usted, seguramente no se llevará las mismas impresiones que usted.

Tenga en cuenta que las primeras impresiones son siempre difíciles de evaluar. Al probar arcos, a menudo es difícil determinar las diferencias reales entre unos y otros. Los tocamos uno tras otro… Como resultado, nuestras sensaciones se diluyen y se confrontan entre sí. Es obvio que no tendrá ninguna certeza concreta el día en que los pruebe.

Sin embargo, hay que tener en cuenta un montón de características como el equilibrio, el peso, la calidad de las cerdas, el esfuerzo para su manejo, la curvatura y la flexibilidad de la vara, la estabilidad y la vida útil, etc.

Evaluar su propio nivel

Antes de analizar las características, es esencial saber en qué punto del aprendizaje del violín o del violonchelo usted se encuentra, por ejemplo. ¿Domina perfectamente todos los movimientos del arco? ¿O está en el conservatorio aprendiendo nuevas técnicas cada semana?

Si está empezando en el aprendizaje de su instrumento, un arco básico será suficiente para satisfacer sus necesidades. No tendrá ninguna expectativa real frente al arco ya que los primeros progresos tendrán que ver con la destreza de su mano, la toma del arco en la mano y el dominio de los primeros movimientos. En esta etapa, no se necesita realmente un arco de alta gama.

Por supuesto, hay que tener en cuenta algunos puntos importantes. Al empezar, lo mejor es elegir un arco que tenga un peso equilibrado y una vara bastante firme.

Por lo que, cuanto más progrese, más exigente podrá ser con su instrumento y su arco. En este artículo detallaremos cada uno de estos puntos.

¿Cuáles son las características que hay que analizar a la hora de elegir un arco?

Para elegir un arco, la sensación del violinista, del violista o de cualquier otro instrumentista se debe basar en varios puntos:

  • El sonido producido
  • Su maniobrabilidad
  • Su peso y equilibrio
  • Su rigidez frente a su flexibilidad
  • Su material de fabricación

Estas características no nos permiten definir EL ARCO IDEAL. De hecho, es complicado satisfacer todas las necesidades con un solo arco. La elección depende sobre todo de usted: de su forma de tocar y de sus preferencias en cuanto a la capacidad de respuesta y el sonido. Un arco que resulte idóneo para un violinista puede no serlo para otro. No olvide que la primera persona en utilizarlo es usted. Únicamente debe tener en cuenta su propia sensación.

El sonido producido por el arco

Esta es una característica obvia para cualquier instrumentista. Como en la elección de cualquier instrumento musical, el primer elemento que se analiza es el sonido.

Sin embargo, muchos violinistas principiantes pueden tener dificultades para percibir las diferencias sonoras entre los arcos debido a su falta de experiencia. Una vez que adquiera un cierto nivel de interpretación del violín, descubrirá la importancia de los arcos y su capacidad para generar diferentes sonidos. De hecho, las características del arco modificarán el sonido producido. La distribución de su peso modificará la respuesta de las cuerdas al tocar con el arco. La elasticidad de la vara también modificará el sonido y su capacidad de respuesta. El sonido producido debe corresponder a las siguientes características.

Maniobrabilidad

La maniobrabilidad del arco es un factor clave, probablemente el más importante. Define la relación entre el músico y el arco. Está relacionado con la curvatura de la vara. La curvatura es uno de los pasos en la fabricación de un arco. Consiste en darle a la vara una determinada curvatura.

Una curva excesiva o insuficiente puede dificultar el control del arco. Puede, por ejemplo, inclinarse de forma extraña hacia un lado cuando se arquea hacia arriba. Tenga en cuenta que muy a menudo una mala curvatura obliga al músico a tensar excesivamente su arco.

Maniobrabilidad del arco

Controlar un arco con precisión es algo muy complicado cuando se está empezando. Si el manejo de un arco resulta difícil, tampoco será fácil identificar las diferencias entre cada uno de ellos a la hora de ejecutar determinados golpes (martelé, staccato, sautillé, spiccato, etc.)

La principal dificultad para un violista, violonchelista o violinista principiante es aprender a controlar las extremidades del cuerpo para realizar golpes de arco agradables.

El arco que usted elija también dependerá de su habilidad para utilizarlo. Si aún no dominas el spiccato, le resultará difícil probar con arcos más apropiados para este golpe. Es por esto que siempre nos remitimos al nivel del instrumentista a la hora de seleccionar un arco. Volveremos a hablar de esto más adelante mediante ejemplos de arcos diseñados para satisfacer las necesidades de los instrumentistas según su nivel y sus próximas etapas en su proceso de aprendizaje.

El peso y su distribución

El peso del arco influye en la capacidad del músico para manejarlo. Pruebe tocar durante unas cuantas horas con un arco de 100 g… ¡Le apostamos que se le tensará el brazo! 🙂 ¡Obviamente estamos exagerando con el peso!

Básicamente, un arco de madera para violín pesa unos 60 gramos, un arco para viola pesa unos 70 gramos, un arco para violonchelo pesa aproximadamente 80 gramos y un arco para contrabajo tiene un peso de unos 135 gramos. Estos pesos pueden variar entre 1 y 3 gramos como máximo. Todos los arcos respetan estos pesos de referencia los cuales hoy en día se han convertido en un estándar. Es importante respetarlos, pues la precisión del peso es en parte responsable de la presión que se ejerce sobre las cuerdas. Si un arco es demasiado pesado o demasiado ligero, no producirá un sonido interesante.

La distribución del peso es otro punto clave. Debe estar equilibrado desde la punta hasta el botón para garantizar un buen agarre. Un buen equilibrio es esencial para la comodidad a la hora de tocar. Si, por ejemplo, el peso se concentra demasiado en la punta, el arco tenderá a inclinarse demasiado rápido y le impondrá un esfuerzo adicional al músico.

Fabricacion de un arco de violín

Rigidez VS Flexibilidad

La rigidez o flexibilidad del arco determina su capacidad para resistir o facilitar los gestos del músico. Esta característica también puede relacionarse con el esfuerzo que el músico debe realizar para utilizar el arco.

Cuanto más rígido sea el arco, más estable y más fácil será tocar. Pero menos será propicio para crear matices de sonido.

Cuanto más flexible sea un arco, más habilidad requerirá de parte del músico para su manejo y más permitirá ampliar las posibilidades sonoras.

Esta característica también puede estar relacionada con las particularidades al tocar. De hecho, una vara relativamente rígida permitirá una mayor tensión sobre las cerdas. Cuanto más tensas se encuentren las cerdas, mayor será la posibilidad de producir rebotes, pero menos se podrá matizar la fricción sobre las cuerdas.

Por el contrario, una vara más flexible inducirá una menor tensión sobre las cerdas, lo que aumentará las posibilidades de presión sobre las cuerdas y, por tanto, ampliará la gama de sonidos.

El material de fabricación

En la actualidad, los fabricantes de arcos utilizan dos materiales para fabricarlos: la madera y la fibra de carbono. El material de fabricación influye enormemente en el precio final del arco.

Arcos de madera

La denominación Brazilwood (madera de Brasil)

Estos arcos se agrupan bajo el nombre de Madera de Brasil: Brazilwood. En realidad, se trata de un término genérico que hace referencia a una gran variedad de maderas tropicales utilizadas para la fabricación de arcos de nivel básico. El término no es una denominación oficial, y no todos estos arcos se fabrican en Brasil. Muchos se fabrican en otros países. Se trata de los arcos que suelen encontrarse en las grandes tiendas de música. Satisfacen las necesidades de los principiantes e incluso de los violinistas de nivel intermedio.

Cuidado con los arcos económicos… ¡Lo mejor es probarlos! En algunos casos son inutilizables o se vuelven inutilizables rápidamente: demasiada curvatura, modificación y degradación de la vara con el tiempo, reacción extrema a las condiciones atmosféricas, fragilidad excesiva, mal equilibrio, etc.

El Pernambuco

Originario de Brasil, el pernambuco es la madera que se toma como referencia para todos los arcos de madera. Es el preferido de casi todos los fabricantes de arcos y de los grandes instrumentistas. De hecho, la madera de Pernambuco posee unas características ideales para la fabricación de arcos. Es lo suficientemente densa a la vez que tiene una excelente robustez y elasticidad. Existen muchas subespecies de pernambuco y, por tanto, grandes diferencias en cuanto a la calidad.

Desgraciadamente, su explotación intensiva la ha convertido con el tiempo en una madera escasa. Actualmente es una especie protegida por tratados internacionales. El gobierno brasileño ha aplicado rigurosas restricciones para su exportación. El Pernambuco se ha convertido en una rareza.

Los arcos fabricados en Pernambuco suelen encontrarse en manos de arqueteros y lutieres. Su precio varía ampliamente en función de la calidad general del producto y del reconocimiento de su diseñador. Se pueden encontrar desde los 500 euros hasta los miles de euros.

un arquetero fabrica un arco
¿Por qué pernambuco?

Los arcos actuales se basan casi todos en el trabajo del fabricante de arcos François Xavier Tourte, apodado «el Stradivarius de los arcos». Fue en el siglo XVIII cuando este francés quiso revolucionar la fabricación de arcos.

Originalmente fue relojero, y pasó gran parte de su vida experimentando con la madera, la forma, el peso, las cerdas y muchas cosas más para lograr el arco perfecto. Fue el responsable de la adopción de la madera de pernambuco entre los fabricantes de arcos. Sus investigaciones constatan que las características de la madera de pernambuco permite obtener la mejor calidad posible en un arco. También trabajó mucho en la curvatura ideal de la vara y en la distribución de su peso desde el botón hasta la punta.

el arquetero François Xavier Tourte

Su trabajo sigue siendo una referencia hoy en día. François Xavier Tourte ha dejado su huella en la historia del arco. Sus arcos son muy solicitados por los mejores instrumentistas. Al igual que los Stradivarius, son una gran inversión.

¿Cómo se fabrican los arcos de madera tradicionales?

Son arcos hechos a mano. Su diseño requiere gran cuidado y precisión. Desde la selección de la madera hasta el curvado de la vara, se necesitan decenas de horas para fabricar un arco.

Si desea descubrir en qué consisten los gestos de un arquetero y su trabajo completo durante el proceso de fabricación de un arco, le invitamos a ver el vídeo a continuación, que presenta el trabajo de Roch Petitdemange.

Arcos de fibra de carbono

Ante la escasez de pernambuco, fue necesario imaginar nuevos materiales capaces de satisfacer las necesidades de los fabricantes de arcos y de los músicos de cuerda frotada.

Los arcos de fibra de carbono aparecieron en el mercado hace unos cuarenta años. Son una «iniciativa ecológica» de muchas empresas y fabricantes de arcos que deseaban encontrar una alternativa al pernambuco. Numerosos estudios sobre este material sintético han permitido obtener características casi equivalentes a las que ofrece el pernambuco. Por ello, hoy en día existe un gran número de arcos fabricados en fibra de carbono.

¿Qué es la fibra de carbono?

Todo el mundo ha oído hablar de los objetos de fibra de carbono, de los que se afirma que son más ligeros y resistentes.

La fibra de carbono se obtiene ensamblando miles de hilos de fibra de carbono entrelazados en una dirección muy precisa. Individualmente, cada hilo es muy frágil. Pero una vez trenzados, permiten obtener una gran resistencia. Al finalizar el tejido, se obtiene una especie de tela de fibra de carbono. Posteriormente, es necesario transformarlo en un material moldeable.

Para ello, debe mezclarse con resina para obtener un compuesto, también conocido como polímero de fibra de carbono. Sólo queda utilizar el compuesto sobre moldes para poder obtener objetos. Tras el secado, se obtiene un material rígido con una relación resistencia/peso incomparable.

Los arcos de fibra de carbono tienen la ventaja de ser duraderos, fuertes y estables. Un arco de fibra de carbono es difícil de doblar, no se rompe fácilmente y, sobre todo, no reacciona en absoluto a los cambios de humedad y temperatura.

Se lo garantizamos. Nosotros utilizamos arcos de fibra de carbono para todos nuestros eventos, éstos pasan por las manos de principiantes y profesionales, a veces incluso de personas que no son violinistas, tocan con frecuencia el suelo, son utilizados por músicos inexpertos y vuelan tan a menudo como nosotros. Y aparte de encerdarlos repetidamente, ¡siempre están en perfecto estado y no presentan ningún signo de desgaste!

Todo violinista profesional viaja con varios arcos y muchos de ellos llevan un arco de fibra de carbono que puede soportar condiciones climáticas extremas.

Estos arcos se adaptan a todos los presupuestos; se encuentran disponibles en todos los precios. Ahora bien, los precios están relacionados con la calidad del arco. Los arcos de fibra de carbono más económicos satisfarán a los principiantes. Por desgracia, su peso es a veces considerable, suelen carecer de equilibrio y a veces son demasiado rígidos. Los arcos de fibra de carbono más caros están diseñados para satisfacer las necesidades de los músicos en un momento concreto de su aprendizaje o carrera.

Arcos de fibra de carbono de CodaBow

Combinar el material con el nivel y el desempeño

La ventaja de la fibra de carbono es que permite ajustar el peso y su distribución en función del factor de rigidez/flexibilidad. Esto hace que sea ideal para diseñar arcos adecuados para principiantes, niveles intermedios y profesionales, o arcos adaptados a un estilo musical específico (folk, música clásica, rock, etc.)

Como hemos visto anteriormente, la elección de un arco depende en gran medida de la capacidad que se tenga para manejarlo y de la técnica. Por este motivo, los fabricantes de arcos de fibra de carbono han diseñado arcos para satisfacer las necesidades de cada instrumentista en cada momento concreto de su proceso de aprendizaje.

niño utilizando un arco de viola

Mediante el estudio de las normas pedagógicas que rigen en los conservatorios y escuelas de música, y en colaboración con los profesores, han diseñado arcos adecuados para cada nivel. Por lo tanto, si usted es un principiante en el violín, sus primeros movimientos de arco serán legato, detaché y luego staccato. La distribución del peso y la rigidez de estos arcos para principiantes son adecuados para dichos movimientos. Posteriormente, podrá cambiar a un nuevo arco que se adapte a su nuevo nivel de progreso.

Estos fabricantes también ofrecen arcos pensados para músicos clásicos dotados de un alto grado de flexibilidad, o para estilos que requieren una mayor percusión y rebote gracias a una vara más rígida.

El ejemplo de CodaBow

CodaBow es un fabricante estadounidense de arcos de fibra de carbono. Ofrece unas quince gamas de arcos para violín, viola y violonchelo. Cada una de ellas responde a una necesidad precisa del instrumentista. Siguen una progresión técnica ligada a los golpes de arco, los matices, los gestos del brazo, etc. Hasta llegar a un nivel profesional, que guiará la elección del arco en función de las preferencias del músico y de su estilo al tocar.

Por ejemplo, CodaBow ha diseñado el arco Joule para los violinistas eléctricos. Muchos músicos lo han adoptado, entre ellos Jonathan H. Warren y Matt Bell.

El Joule ha sido diseñado para hacer vibrar perfectamente todas las cuerdas de los violines eléctricos, los cuales pueden tener desde 4 hasta 7 cuerdas.

De hecho, cuanto más grave sea la cuerda, mayor será su diámetro y más difícil será hacerla vibrar y obtener una buena capacidad de respuesta. El Joule es ligeramente más pesado lo que permite ejercer una mayor presión sobre las cuerdas. Y la distribución de su peso se acentúa sobre la punta del arco para así aumentar la reactividad en las cuerdas más graves.

Joule archet pour violons électriques

También es más rígido para poder adaptarse a estilos musicales más rítmicos (rock, pop, etc.) Aquí la presentación del arco Joule por el violinista español Oriol Saña.

Los arcos CodaBow se encuentran disponibles en nuestra tienda. Existen en versiones para violín, viola, violonchelo y algunas son exclusivas para contrabajo. No tenemos todos los modelos, pero podemos conseguirlos para usted sobre pedido.

Nuestra opinión acerca de los arcos de madera y los arcos de fibra de carbono

La elección de un arco tiene que ver con las características mencionadas anteriormente: sonido producido, maniobrabilidad, peso y material de fabricación. Todo esto hay que compararlo con su propia sensación al tocar. También debe tener en cuenta su nivel como instrumentista y su presupuesto.

Para los arcos de fibra de carbono

Lo positivo

> Muy resistente
> Algunos fabricantes se han preocupado por el nivel del músico y el estilo musical para ofrecer arcos específicos.
> Menor mantenimiento (la curvatura de la vara experimenta menos cambios que la de un arco de madera)
> Inmunidad frente a las condiciones atmosféricas (cambios de temperatura y humedad)
> Relación calidad-precio

Lo negativo

> Cuidado con el balance de la vara en los precios más económicos
> Algunos arqueteros pueden negarse a encerdar arcos de fibra de carbono
> No existe una noción de valor con el paso del tiempo en el caso de los arcos de fibra de carbono
> Menos prestigioso que un arco de madera

Para los arcos de madera

Lo positivo

> Hechos a mano por un arquetero
> El prestigio del arco de madera
> Inversión a largo plazo (el arco aumenta de valor si su calidad es reconocida)

Lo negativo

> Cuidado con los precios más económicos, pues con frecuencia resultan inutilizables (fabricación industrial)
> Mayor costo en comparación con un arco de fibra de carbono de calidad equivalente
> Uso de madera de Pernambuco (protegida y en peligro de extinción)
> Muy sensible a las condiciones atmosféricas
> Un mantenimiento más significativo y regular que debe ser realizado por un arquetero (especialmente la curvatura de la vara)
> Más frágil que un arco de fibra de carbono

Por supuesto, las ventajas y desventajas mencionadas deben adaptarse a sus necesidades. Por nuestra parte, preferimos los arcos de fibra de carbono por su relación calidad-precio y, sobre todo, por su gran resistencia, lo cual es una ventaja innegable a la hora de probar nuestros violines durante los eventos. Sin embargo, nuestro cofundador y violinista Laurent Bernadac nunca va a ninguna parte sin su arco de madera. También tiene un arco de fibra de carbono que le acompaña a todos los conciertos. Esto es lo que le sugerimos en función de su nivel.

¿Tiene el arco un rol importante en su forma de tocar el violín eléctrico?

Después de todo lo que acabamos de decir, la respuesta parece obvia, ¿no? Si aún le quedan dudas, ¡permítanos despejarlas!

Si el arco es importante para tocar un violín clásico, ¿por qué no lo va a ser para un violín eléctrico?

Por supuesto, un arco influirá en su estilo al tocar, ya sea en un violín clásico o en uno eléctrico. En el violín clásico, el arco desempeña un papel algo más importante, ya que es la fuente de la capacidad de respuesta y la potencia sonora de su instrumento. En el violín eléctrico, la potencia del sonido no está relacionada con el instrumento, sino con el volumen seleccionado en el amplificador.

Sin embargo, cada arco produce sonidos diferentes, incluso cuando se trata de un violín eléctrico.


Matt Bell, violinista, jugando un 3Dvarius de 5 cuerdas con un arco de fibra de carbono

Intente probar 10 arcos con su violín eléctrico y analice el espectro sonoro. Se dará cuenta de que no son idénticos. Como se ha explicado anteriormente, las características del arco harán que las cuerdas vibren de distintas maneras. Sin embargo, el sonido producido se retransmitirá de forma idéntica con su violín eléctrico debido a la interpretación de las vibraciones por parte de las pastillas que se encuentran en el puente, y luego por la retransmisión de la señal por parte del amplificador.

¿Qué arco se recomienda para mi violín eléctrico?

Si ya cuenta con un arco de madera, y si está plenamente satisfecho con él, puede utilizarlo tranquilamente con su violín eléctrico. Le servirá de primera referencia para descubrir su nuevo instrumento eléctrico.

Es cierto que muchos violinistas optan por combinar su violín eléctrico con un nuevo arco. Esto suele ser para facilitar su uso. Prefieren tener dos arcos, uno en cada estuche de violín, para así no tener que mover de sitio el arco cada vez que salen de viaje.

Muy a menudo, los músicos eléctricos de cuerda frotada optan por combinar un instrumento eléctrico con un arco de fibra de carbono. Pero esto no es para nada una obligación. A menudo se trata del simple deseo de combinar dos elementos dotados de «nuevas tecnologías».

Nosotros utilizamos los arcos de fibra de carbono a diario y estamos encantados con ellos. El precio de un arco de fibra de carbono varía, pero un buen arco de fibra de carbono siempre será más barato que un buen arco de madera. Sin embargo, tenga en cuenta que, en las gamas más caras de arcos, es difícil conseguir un arco de madera del mismo nivel por el mismo precio que un arco de fibra de carbono. La relación calidad-precio de los arcos de fibra de carbono sigue siendo imbatible. Está claro que un muy buen arco de fibra de carbono siempre será más asequible que un muy buen arco de madera…

Elija un arco que se adapte a su técnica de interpretación. Si es posible, elija una gama superior a su nivel para poder avanzar en su aprendizaje y no limitarse a lo que ya sabe hacer.

Si ya tiene un arco de madera, puede ser interesante combinarlo con un segundo arco de fibra de carbono. Constituye una seguridad adicional si un día tiene que actuar en un país tropical con condiciones climáticas muy húmedas, o simplemente durante una tarde fría junto al mar.

Si usted es un músico al que le gusta tocar violines eléctricos con más de 4 cuerdas, le recomendamos especialmente el Joule de CodaBow.

Imagenes y fuentes: France Musique, Wikipedia, Grabado de F.X. Tourte realizado por J.Frey (1818), Codabow, Hadhuey – Kohlenstofffasermatte, Unsplash @shyshkina, @joeltimothy.co, Shutterstock Enrique Micaelo