¿Por qué debería elegir un violín eléctrico de 5, 6 o 7 cuerdas?

¿Por qué jugar con un violín eléctrico de 5, 6 o 7 cuerdas?

Los violines acústicos se limitan a 4 cuerdas y las guitarras acústicas cuentan con 6 cuerdas. Mientras que el mundo de los instrumentos eléctricos se amplía a rangos ilimitados con guitarras eléctricas de 10 cuerdas o violines eléctricos de 7 cuerdas. En 3Dvarius también ofrecemos violines eléctricos de 6 y 7 cuerdas con nuestras gamas Line y Equinox. Estos modelos se suman a los ya conocidos de 4 y 5 cuerdas.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece un violín de 5, 6 o 7 cuerdas?

Se trata sobre todo de una cuestión de voluntad, de gusto y de ganas de llegar más lejos dentro de las tonalidades más graves. La primera ventaja de un violín de 5 cuerdas es que multiplica por diez las posibilidades sonoras, amplía los repertorios musicales, etc. Es exactamente lo mismo en el caso de los violines eléctricos de 6 y 7 cuerdas. Cada cuerda adicional permite ir más lejos de los sonidos que ofrece uno de 4 cuerdas. A continuación, nuestro vídeo de presentación del Line de 6 cuerdas.

Si usted toca en una banda, estas cuerdas adicionales pueden permitirle tener una mayor presencia, al sustituir, por ejemplo, el bajo en una canción usando las cuerdas más graves.

El violinista puede tocar el repertorio de un violín, una viola, un violonchelo, una guitarra o un bajo con un mismo instrumento y sin tener que utilizar necesariamente efectos como un cambiador de tono (pitch shifter) o un octavador. Porque sí, es posible afinar un violín de 6 o 7 cuerdas al igual que una guitarra, y de este modo apropiarse de las partituras de un guitarrista.

En un grupo musical, un violinista suele tener más libertad en sus intervenciones musicales. El violín eléctrico puede adoptar diferentes sonoridades, lo que multiplica su espectro de posibilidades. El músico puede optar por un sonido muy clásico en una pieza, y luego cambiar a algo más grave en la siguiente. Cuantas más cuerdas tenga el violín, más posibilidades se tendrán.

En el caso de un solista eléctrico, su rango será realmente amplio. Cualquier violinista que utilice loops, o que toque en una banda de rock, podrá confirmar que cuantas más posibilidades de sonido se tengan, más variada será la forma de tocar. Más cuerdas significa más rango musical, ya sea con o sin efectos. Por supuesto, añadir efectos aumenta aún más las posibilidades sonoras.

La mayoría de los violinistas eléctricos que tocan con un instrumento de 5 cuerdas o más, aseguran que no pueden prescindir de esa quinta cuerda de Do ni de ninguna otra cuerda adicional. No volverían a los eléctricos de 4 cuerdas por nada del mundo. La música clásica para violín se toca con 4 cuerdas, pero en la música contemporánea no existen límites. Si quiere ir más lejos y ampliar sus posibilidades sonoras, no tema optar por los violines eléctricos dotados de cuerdas adicionales.

El violonista mexicano Eduardo Bortolotti explica en este video las ventajas de los violines de rango extendido.

¿Cuáles son dichas cuerdas adicionales?

Como sabemos, un violín de 4 cuerdas utiliza las cuerdas Mi (E), La (A), Re (D) y Sol (G).

En un violín eléctrico de 5 cuerdas, añadiremos una 5ª cuerda de Do (C). Esta es justamente la misma cuerda de Do que se utiliza en las violas.

En un violín eléctrico de 6 cuerdas, añadimos las 5 cuerdas mencionadas anteriormente y una 6ª cuerda de Fa (F).

Y, por último, en un violín eléctrico de 7 cuerdas, tomamos las 6 cuerdas anteriores y le añadimos una 7ª cuerda de Si bemol (B flat).

4 cuerdas 5 cuerdas 6 cuerdas 7 cuerdas
Mi / E Mi / E Mi / E Mi / E
La / A La / A La / A La / A
Ré / D Ré / D Ré / D Ré / D
Sol / G Sol / G Sol / G Sol / G
Do / C Do / C Do / C
Fa / F Fa / F
Si bemol / B flat

Al igual que con las 4 primeras cuerdas, el diámetro de cada una de ellas se hace gradualmente más ancho. La cuerda de Si bemol tiene un diámetro mucho mayor que la de Mi.

¿Dónde se pueden conseguir estas cuerdas 6ª y 7ª?

Hemos escrito un artículo detallado acerca de la selección de cuerdas para un violín eléctrico, le invitamos a leerlo si aún no lo ha hecho.

Es bastante sencillo encontrar las 5 primeras cuerdas del violín, de Mi a Do. La mayoría de los fabricantes producen cuerdas de Do para violines en al menos una de sus líneas de cuerdas. Ya es algo que se ha vuelto muy común. Para el Fa y el Si bemol, la cosa es un poco más complicada. Existen algunos fabricantes que ofrecen estas cuerdas, pero no son muchos.

Thomastik-Infeld ofrece una cuerda de Fa (F) en su línea Vision. Esta cuerda de Fa es bastante fina y reactiva.

Super-Sensitive ofrecía un Fa (F), un Si bemol (B flat) e incluso un Mi bemol (E flat) en su línea Sensicore. Pero estamos hablando ya en pasado, pues Super-Sensible cerró sus puertas en el año 2020. La empresa y sus conocimientos (know-how) han sido comprados por D’Addario, otro fabricante de cuerdas. Lamentablemente, D’Addario no ha reanudado por el momento la fabricación de la línea Sensicore. La empresa ha declarado no querer detener la producción, aunque ha optado por reactivar otras líneas de cuerdas de forma prioritaria. Por lo tanto, en estos momentos es imposible saber cuándo volverán a comercializarse las Sensicore.

violín eléctrico Equinox de 6 cuerdas

Esto supone actualmente un gran problema para los violinistas que tocan con 7 cuerdas, ya que las cuerdas en Si bemol están completamente agotadas. ¡De modo que hay que tener paciencia!

En nuestro inventario, aun contamos con unas cuantas cuerdas y, a modo de comparación, he aquí lo más destacable. La cuerda de Fa Sensicore es un poco más gruesa en diámetro que la cuerda Thomastik, lo cual es ligeramente molesto, ya que cuanto más gruesas son las cuerdas, más pueden entrar en contacto con el diapasón al vibrar, y tienen una menor capacidad de respuesta. La cuerda Sensicore en Si bemol tiene un diámetro aún mayor. Pero, hasta la fecha, es la única que se encuentra en el mercado (si se tiene la suerte de encontrar una 🙂). La Sensicore en Mi bemol (E flat) permite instalar las cuerdas: La, Re, Sol, Do, Fa, Si bemol, Mi bemol para obtener un resultado aún más grave.

¿Cómo afinar un violín de 5, 6 o 7 cuerdas?

Tesitura del violín

Existen varias posibilidades en cuanto al tipo de afinación que se puede utilizar. En primer lugar, al igual que sucede con todo violín, basta con afinar el instrumento de acuerdo a las cuerdas con las que se disponga.

Los violines se afinan a la quinta, es decir, con un intervalo de cinco grados entre dos notas, lo que también ocurre en las violas y los violonchelos.

Así se obtiene: Mi, La, Re, Sol (o E-A-D-G) para las 4 primeras cuerdas, luego el Do (C) de una viola, después un Fa (F), y finalmente un Si bemol (B flat), que corresponde al Do al aire de un violonchelo.

El vídeo anexo consiste en una breve improvisación del violinista mexicano Eduardo Bortolotti con una Line de 6 cuerdas en el que rasguea las cuerdas sin usar el arco. También utiliza una compleja cadena de efectos. ¡El resultado final es sorprendente!

Tesitura de la guitarra

También puede afinar su violín eléctrico como si fuese una guitarra. Una guitarra suele tener 6 cuerdas: Mi (agudo), Si, Sol, Re, La, Mi (grave) o E (agudo)-B-G-D-A-E (grave). Así pues, es posible afinar un violín eléctrico de 6 cuerdas tomando como base la afinación de una guitarra.

Son muchos los motivos para hacerlo. Esto posibilita el uso del violín entre los guitarristas, quienes así podrán descubrir un instrumento de cuerda frotada empleando los mismos acordes. En el caso de los violinistas, esto no es esencial, ya que no es imperativo pasar por este proceso. Pero, si usted es a la vez violinista y guitarrista, esto puede ampliar aún más sus posibilidades. Nos ha encantado la respuesta del violinista Chuck Bontrager al elegir una afinación de guitarra para su violín de 7 cuerdas:

I use this tuning because it makes it easier to steal riffs from guitarists, which in turn pisses them off, which makes me happy.

Traducible por: Utilizo esta afinación porque me facilita el robarles riffs a los guitarristas, lo que a su vez los cabrea, y eso me hace feliz.

Los guitarristas por su parte tampoco se han limitado a la tradicional guitarra de 6 cuerdas. También existen guitarras eléctricas de hasta 10 cuerdas. Por consiguiente, es posible afinar un violín eléctrico de 7 cuerdas tal como una guitarra de 7 cuerdas. La séptima cuerda corresponderá a un Si grave. En el siguiente cuadro podrá encontrar las 7 cuerdas que se utilizan en una guitarra eléctrica de 7 cuerdas.

7ma cuerda 6ta cuerda 5ta cuerda 4ta cuerda 3ra cuerda 2da cuerda 1ra cuerda
Si grave / Low B Mi grave / Low E La / A Ré / D Sol / G Si agudo / B Mi agudo / High E

Si desea afinar su violín eléctrico de 6 o 7 cuerdas como si fuese una guitarra, debe tener en cuenta la tensión adicional que se aplicará sobre las cuerdas. Las cuerdas del violín no han sido diseñadas para soportar esta tensión adicional, y muchas de ellas acaban rompiéndose. O, por el contrario, quedan tan sueltas que son imposibles de tocar. Así que hay que encontrar el equilibrio adecuado entre el tipo de cuerdas que le gustan, su tensión y su resistencia para llevar a cabo este tipo de afinación.

Tras varios intentos, y después de haber roto un montón de cuerdas (las de Sol en particular), esto es lo que creemos que funciona mejor.

7ma cuerda 6ta cuerda 5ta cuerda 4ta cuerda 3ra cuerda 2da cuerda 1ra cuerda
Tesitura de guitarra Si grave / Low B Mi grave / Low E La / A Ré / D Sol / G Si agudo / B Mi agudo / High E
Si-1 / B1 Mi1 / E2 La1 / A2 Ré2 / D3 Sol2 / G3 Si2 / B3 Mi3 / E4
Cuerdas recomendadas Si bemol de violín afinada un semitono más arriba Fa de violín afinada un medio tono más abajo Sol de violín barítono / octava afinada un tono más arriba o Do de violín afinada un tono y medio más abajo Do de viola afinada un tono más arriba Sol de violín afinada como de costumbre La de violín barítono / octava afinada un tono más arriba Ré de violín afinada un tono más arriba o Mi de violín baryton / octava afinada como de costumbre

Las cuerdas llamadas «barítono» también se denominan cuerdas «de octava» u «octavadas». Se las hemos presentado en un artículo en el que se detallan las diferentes opciones para obtener el sonido de un violonchelo con un violín. Son cuerdas que, una vez instaladas, se afinan una octava por debajo de las cuerdas tradicionales del violín.

Cuando se necesita subir un tono o más, las cuerdas de viola son más propensas a funcionar. Son más largas, ya que el diapasón de una viola es ligeramente más largo que el de un violín. Tienen una mayor capacidad para extenderse en sobretensión sobre un violín.

Para recapitular:

  • Mi agudo / High E
  • Utilice una cuerda de Re de violín (Re3 o D4) que deberá afinarse un tono más arriba para obtener un Mi (Mi3 o E4). O bien, instale una cuerda Mi barítono (Mi3 o E4) y afínela como de costumbre.

  • Si / B
  • Utilice una cuerda de La de violín barítono (La2 o A3) y afínela un tono más arriba hasta Si2 o B3.

  • Sol / G
  • Utilice una cuerda de Sol de violín y afínela normalmente. El Sol del violín y de la guitarra es el mismo: Sol2 o G3.

  • Re / D
  • Utilice una cuerda de Do de viola (Do2 o C3) y afínela un tono más arriba para obtener un Re2 o D3. Hemos observado mejores resultados con una cuerda de viola que con una de violín.

  • La / A
  • Utilice una cuerda de Do de violín (Do2 o C3) y afínela un tono y medio más abajo para obtener un La1 o A2. En este caso, los resultados son más satisfactorios con una cuerda de violín. O instale una cuerda de Sol de barítono (Sol1 o G2) y afínela un tono más arriba.

  • Mi grave / Low E
  • Utilice una cuerda de Fa de violín (Fa1 o F2) y afínela medio tono más abajo para obtener un Mi1 o E2.

  • Si / B (7ª cuerda)
  • Utilice la cuerda de Si bemol (Si bemol-1 o B flat 1) y afínela un semitono más arriba para obtener Si-1 o B1.

Tenga en cuenta que cada marca de cuerdas responderá de forma diferente. Los materiales y los procesos de fabricación no son los mismos en cada una de las marcas y líneas, lo que inevitablemente implica diferencias significativas en el proceso de tensado. Por ejemplo, hemos visto que algunas marcas de cuerdas de Re soportan la sobretensión, mientras que otras se rompen inmediatamente.

Aplicar más o menos tensión dentro de un semitono funciona casi siempre. No obstante, más allá de eso, la situación se complica y la rotura de las cuerdas es algo frecuente.

He aquí una composición de Eduardo Bortolotti elaborada con un violín eléctrico Line de 6 cuerdas y un looper. En ella se muestran las diferentes posibilidades sonoras que ofrece un violín de más de 4 cuerdas con y sin efecto.

¿Existen diferencias significativas en el diseño de estos violines de 6 y 7 cuerdas?

Sí, las hay, ya que el cuerpo del instrumento tiene que ser adaptado a las nuevas cuerdas.

En primer lugar, la estructura del instrumento es diferente. Al añadir cuerdas, es necesario adaptar el ancho del mástil para que el violinista pueda presionar cada cuerda sin necesidad de tocar las demás. Es imposible añadir una quinta cuerda en un mástil diseñado para 4 cuerdas. El espacio entre cada cuerda debe estar adaptado para que el instrumento y la sensación al tocar sean lo más cómodo posible. Debido a ello, el diapasón se ensancha para poder ofrecer un espacio suficiente entre todas las cuerdas.

Existen «reglas» al momento de diseñar un violín de 4 cuerdas. Cada fabricante de violines tiene su propia manera de hacer las cosas, pero a la postre, las dimensiones de un violín acústico de 4 cuerdas obedecen a un estándar. El espacio entre las cuerdas es (a menudo) idéntico.

violín eléctrico de 6 cuerdas électrique à 6 cordes

Por otro lado, no existen reglas para la fabricación de un diapasón para un violín de 5, 6 o 7 cuerdas. Todo depende del fabricante. Por nuestra parte, siempre nos planteamos la mejor opción posible para el instrumentista. El objetivo es obtener algo apto para ser tocado y que resulte cómodo a lo largo del mástil. Del mismo modo que con los estudios efectuados para los violines eléctricos de 5 cuerdas, hemos pedido la opinión de varios violinistas y hemos realizado pruebas sobre el ancho del diapasón y la curvatura de la pastilla antes de definir nuestro «estándar».

El cambio en la estructura también supone un mayor peso. Esto se debe al mayor tamaño del cuerpo y a la adición de todos los accesorios necesarios para que el violín funcione: clavijas adicionales, una pastilla adaptada al número de cuerdas, etc. Para minimizar la sensación de peso, éste se ha distribuido en la parte inferior del cuerpo para que quede apoyado en el hombro y no en el brazo del violinista.

¿Es fácil manipular un violín de más de 4 cuerdas?

Fácil no es la palabra más adecuada. Nada es fácil cuando se trata de música. Se necesita tiempo y práctica para poder tocar un instrumento. La forma de tocar no cambia: un violín seguirá siendo un violín. Se deben colocar los dedos de la misma manera que en un instrumento de 4 cuerdas. Sin embargo, en un primer momento quedará un poco confundido. Su mente está acostumbrada a colocar sus dedos sobre esas 4 cuerdas, y no es consciente de que existe una 5ª, 6ª y/o 7ª cuerda. Al cabo de unas cuantas horas de práctica, el proceso se vuelve mucho más natural. Y después de decenas de horas tocando, resulta natural, e incluso le costará prescindir de estas nuevas cuerdas.

Para los de 6 y 7 cuerdas, también existe un tiempo de adaptación respecto al arco. La curvatura del puente se acentúa poco a poco. Habrá que ir a buscar las cuerdas mucho más abajo y más lejos para obtener su sonido. Es preciso adaptar el movimiento del brazo derecho actuando sobre cada miembro del cuerpo que se encuentre involucrado: desde el hombro hasta la muñeca.

A continuación, encontrará un vídeo del violinista japonés Atsuhiro Oshiro, o Ryukyuish Violin, tocando uno de nuestros Equinox de 6 cuerdas. Toca tanto su violín clásico de 4 cuerdas como los violines eléctricos de más de 4 cuerdas y no tiene ninguna dificultad para tocar ninguno de los dos instrumentos.

Si toco en un 6/7 cuerdas, ¿puedo fácilmente hacer uso de mi violín clásico?

Esta pregunta suele ser frecuente. Y la respuesta es la misma que la de la pregunta anterior. Le llevará un cierto tiempo a su mente el recordar que está sosteniendo un 4 cuerdas y no un 6 cuerdas. Ya que de forma natural sus dedos irán en busca de la 5ª o 6ª cuerda. Al cabo de unos cuantos minutos, todo vuelve a quedar claro en su mente y todo termina por encajar.

¿Perderé mi técnica si toco con más cuerdas?

Esta pregunta no tiene mucho sentido. ¿Acaso un guitarrista es menos bueno si toca una guitarra eléctrica de 8 cuerdas? ¿Es mejor o peor poder tocar un violín de 4 cuerdas y otro de 6?

No consideramos que usted pueda perder su técnica. Por el contrario, está destinado a mejorar. El hecho de aprender nuevas formas de tocar y practicar nunca constituye un problema. Es toda una ventaja. Aquí se incluye un vídeo del violinista indio Sabareesh Prabhaker tocando con un Line de 6 cuerdas.

No, no empeorará su forma de tocar el violín clásico si dispone de un violín de 5, 6 o 7 cuerdas. La forma de tocar el violín no cambia. El uso de una 5ª, 6ª y/o 7ª cuerda se hace de la misma manera que las 4 primeras.


Si usted no vuelve a practicar con su violín clásico, dejará de ser tan bueno como antes. Un violín de 5 cuerdas no será responsable de ello. El aprendizaje continuo y la práctica diaria son la clave para mantener y mejorar su nivel en cualquier campo.

¿Qué arco debo utilizar para hacer vibrar estas cuerdas?

En el caso de un violín eléctrico de 5 cuerdas, basta con el arco de un violín clásico. No tendrá ninguna dificultad para hacer vibrar una cuerda de Do.

Sin embargo, para las 6ª y 7ª cuerdas, el diámetro de las mismas alcanza una mayor dimensión. Cuanto mayor sea el diámetro, menos vibrará la cuerda. Los arcos tradicionales podrían tener dificultades para generar un sonido potente con estas cuerdas. Puede que usted tenga que aplicar una presión adicional para conseguir un sonido equilibrado entre estas cuerdas y las primeras 5. Es una tarea difícil de lograr, pero algunos fabricantes de arcos de fibra de carbono han encontrado la manera de evitarlo.

Le recomendamos el uso de un arco de fibra de carbono especialmente diseñado para hacer vibrar estas cuerdas con la misma intensidad.

El arco Joule de CobdaBow ha sido diseñado para violines dotados de un mayor número de cuerdas. El peso del arco se acentúa en la punta para que la presión adicional se aplique de forma natural al momento de tocar el violín.

¿Qué efectos hacen que los violines de 5, 6 y 7 cuerdas suenen aún mejor?

Todo tipo de efectos pueden ayudarle a obtener un mejor sonido para su violín eléctrico, independientemente del número de cuerdas. Pero si tuviéramos que elegir unos cuantos, para esas cuerdas graves, elegiríamos:

  • Un octavador o un cambiador de tono (pitch shifter)
  • Un compresor para darle aún más presencia al sonido. Cuanto más grave es la cadena, menos presencia tiene. El papel de un compresor es gestionar el volumen de salida conforme a un umbral definido. Puede aumentar el volumen de las notas más débiles o de aquellas que se atenúan más rápidamente. Tal es el caso de las cuerdas de Fa y Si bemol, sobre todo. El compresor debe aplicarse sobre las frecuencias correctas de las cuerdas Fa y Si bemol.
  • Una gran saturación de distorsión o fuzz
  • El uso de un archivo de Respuesta de Impulso para violín, viola o violonchelo para obtener sonidos clásicos bien trabajados.
  • Un ecualizador o EQ bien ajustado según las frecuencias de sus cuerdas.

Todos los efectos utilizados en el video anterior son realizados con el procesador multiefectos Ampero.

Hay que tener cuidado con los ecualizadores, pues deben estar adaptados a las frecuencias de sus cuerdas. Como ya no dispone de un violín de 4 cuerdas entre las manos, tendrá que tener en cuenta las frecuencias de las cuerdas más graves. Si utiliza el mismo ecualizador en un violín de 4 cuerdas y en uno de 7, corre el riesgo de obtener un mal resultado sobre las cuerdas graves. A modo de recordatorio, he aquí las frecuencias de las diferentes notas.

  7ma 6ta 5ta 4ta 3ra 2da 1ra
Notación americana B flat 1 F2 C3 G3 D4 A4 E5
Notación francesa Sib -1 Fa1 Do2 sol2 Ré3 La3 Mi4
Frecuencia 58Hz 87Hz 131Hz 196Hz 294Hz 440Hz 660Hz

Tenga en cuenta que las frecuencias indicadas no son necesariamente las más bajas ni las más altas. Por ejemplo, el Mi de un violín llega hasta los 2637 Hz en las posiciones más altas, sin contar los armónicos que se pueden identificar hasta aproximadamente los 3800 Hz.

¿Existen violines de más de 7 cuerdas?

Hemos tenido la suerte de poder probar algunos modelos muy especiales de violines con 8, 9 y a veces incluso 10 cuerdas. Estas no son cuerdas simpáticas como las del violín Hardanger, sino cuerdas que se pueden tocar. Estos violines fueron a veces clásicos, electroacústicos o completamente eléctricos, de un solo cuerpo o de varios cuerpos unidos entre sí. Todos fueron hechos a la medida de las necesidades de un determinado violinista.

La 8ª, 9ª y 10ª cuerdas corresponden a las del violonchelo y el contrabajo. El violonchelo se afina una octava por debajo de la viola, o una doceava (una octava y una quinta) por debajo del violín. Ya se puede imaginar el sonido tan grave que emite cada una de estas cuerdas.

Imagenes y fuentes: Eduardo Bortolotti, fabricantes de cuerdas, Sabareesh Prabhaker, Atsuhiro Oshiro