La historia del wah-wah

La historia del wah

¿Qué es el wah-wah?

El pedal wah-wah se utiliza con instrumentos eléctricos o amplificados para transformar el sonido tocado en una especie de voz que pronuncia la sílaba “wah” con cada movimiento hacia adelante y hacia atrás del pie sobre el pedal. Se hizo famoso por el uso que le dio Jimmy Hendrix (ver vídeo a continuación). Desde entonces, está presente en las pedaleras de la mayoría de los músicos.

El origen y la historia del wah-wah

Los orígenes del wah: los instrumentos de viento

El efecto “wah” fue introducido en la década de 1920 por el trompetista Clyde McCoy, quien descubrió que era posible generar una especie de sonido de lamento utilizando una sordina. La sordina se ajusta firmemente al pabellón de la trompeta. Al moverla hacia dentro y hacia fuera, el trompetista actúa sobre la apertura del tubo de su instrumento, generando así diversos sonidos. Este efecto fue utilizado por otros trompetistas y trombonistas, pero su uso se limitó a los instrumentos de viento.

La invención del pedal wah

El primer pedal wah fue creado por la empresa estadounidense Thomas Organ Company, que se encargaba de distribuir los amplificadores Vox fabricados por la empresa británica Jennings Musical Instruments. La atribución de la creación del primer wah es un tema de debate en la industria, ya que parece que otros intentos se habían iniciado antes. Pero estos hechos son difíciles de verificar ya que el efecto aún no era reconocido.

Si consideramos que su origen está ligado a la Thomas Organ Company, el primer pedal wah procede de la adaptación del amplificador “Vox Super Beatle” diseñado por el ingeniero Dick Denney. Este amplificador se creó originalmente para rentabilizar las relaciones comerciales entre Vox y los Beatles. En 1964, la banda apareció en el Ed Sullivan Show, un famoso programa de entretenimiento estadounidense que contaba con millones de espectadores. Ese día, junto a John Lennon y Paul McCartney, había un amplificador Vox. ¡Esta visibilidad cambió el estatus de la marca! De ahí el deseo de rentabilizar este acontecimiento produciendo un amplificador que llevase el nombre de “Beatle”. Este amplificador albergaba un amplificador de medio alcance (Mid Range Resonant Boost o MRB).

La empresa Thomas Organ estaba trabajando en nuevos amplificadores de transistores que permitieran reducir el elevado coste de los amplificadores de válvulas.

Para ello, pidieron a un joven ingeniero, Brad Plunkett, que se hiciera cargo del proyecto. Para mantener bajos los costes de producción, Brad Plunkett decidió sustituir el MRB por un simple potenciómetro combinado con un circuito electrónico. Se dio cuenta de que, al girar la perilla de los medios de este circuito, era posible producir un extraño sonido que se asemejaba al llanto de un bebé. Así pues, decidió integrar su sistema de frecuencias medias en un pedal de efectos. El guitarrista Del Casher se unió al proyecto, sugiriendo un pedal controlado con los pies. El formato original era un pedal con mandos que se giraban con las manos. Pero cuando se toca la guitarra, se utilizan las dos manos. Brad Plunkett sustituyó su primer contenedor por un pedal de volumen de órgano eléctrico. Esto dio origen al primer pedal wah.

El primer pedal wah

¿Cómo funciona el wah-wah?

El funcionamiento de un pedal wah-wah es bastante sencillo. De hecho, su mecanismo apenas si ha cambiado desde su creación. Utiliza un filtro paso banda que deja pasar las frecuencias bajas y transforma las altas. Con este filtro, se amplifica el pico de resonancia de las frecuencias y lo desplaza.

La modificación del espectro se realiza moviendo el pie hacia arriba y hacia abajo sobre el pedal. Al pisar el pedal, se potencian las frecuencias que se escuchan, al soltarlo se recuperan las frecuencias originales. Es este cambio lo que confiere al wah su sonido característico.

¿Cómo funciona el wah?

El funcionamiento del auto-wah

Existe un efecto llamado auto-wah. Produce exactamente el mismo sonido “wah”, excepto que el efecto no se puede controlar con el pie. Se activa automáticamente ante el ataque de las notas.

La popularidad del wah

Uno de los primeros pedales wah fue utilizado y probado por el guitarrista Del Casher. El primer artista famoso que lo utilizó fue Frank Zappa, cuyo ingeniero de sonido trabajó con Vox. Por lo tanto, tuvo acceso a un pedal wah desde el momento de su lanzamiento. Pero el wah no alcanzó su máximo esplendor hasta que Jimmy Hendrix lo incorporó a su pedalera y lo inscribió en el salón de la fama de los pedales de efectos durante su concierto en Woodstock en 1969. Más tarde lo incorporó en varias de sus canciones, incluyendo Voodoo Child.

Fue el uso del wah por parte de Jimmy Hendrix lo que lo convirtió en un elemento fundamental de la escena del rock de los años 70. La mayoría de los fabricantes lo produjeron bajo diferentes formatos: clásico, avanzado o insignia. El wah fue utilizado por un gran número de artistas como Issac Hayes, Eric Clapton, Miles Davis, David Gilmour, Jimmy Page y Stevie Ray Vaughan.

También se ha desviado de su propósito principal para generar otros sonidos, tal y como lo hizo Pink Floyd dentro de la canción Echoes. David Gilmour toca con su guitarra un ruido estridente y agudo que simula el graznido de una gaviota. Este se genera al conectar el pedal wah al revés.

El wah y los instrumentos de cuerdas frotadas

Ya que somos fabricantes de instrumentos de cuerda frotada, a continuación, le ofrecemos algunos consejos sobre cómo utilizar un pedal wah con un violín o un violonchelo eléctrico.

Aprender a utilizar un pedal wah

Cuando se está empezando, el principal error que se comete es pensar que basta con mover el pie para obtener el efecto wah. Sin duda, se escucha un efecto wah, pero esto no es suficiente. ¡Eso es muy limitante! Se puede hacer mucho más con un wah.

El wah: un pedal de expresión

El pedal wah es un pedal de expresión. No es suficiente con pulsar sobre él para obtener el efecto deseado, como ocurre con otros pedales de efectos. Es necesario aprender a controlarlo. Es preciso entender el sonido que es capaz de producir y la forma en la que lo produce. Del mismo modo que es necesario tener una buena coordinación entre el pie y las dos manos. Cada uno de estos elementos desempeña un papel fundamental. Sus movimientos y posiciones tendrán una influencia directa en el sonido que escuche en todo momento. Al cambiar la frecuencia y la intensidad de la presión también se modifica el sonido.

Si se compara con una guitarra, el wah se hace más interesante a la hora de tocar con un arco, ya que la complejidad de los sonidos producidos con un arco lo hace más expresivo. Funciona muy bien en patrones de acompañamiento rítmico creados con chops, por ejemplo. Al alternar la posición del pedal (arriba/medio/abajo) entre uno o varios chops, se puede crear una base rítmica que incluya diferentes tonos.

Legir nuestra Guía para la compra de un violín eléctrico.

Algunos ejercicios para empezar

El pedal wah está en realidad asociado al ritmo. Para empezar, le recomendamos que trabaje con escalas a la vez que coordina los movimientos de su pie sobre el pedal wah. Esto le permitirá trabajar la coordinación entre sus manos (lo que toca) y el pie (el movimiento del pedal wah) mientras se apoya en la base rítmica impuesta por sus escalas. Para complicar un poco más las cosas, intente hacer dos o tres movimientos de avance y retroceso entre cada nota. Luego dos movimientos para una nota, tres para la siguiente, dos para la siguiente, tres para la siguiente, etc. Dominar la presión sobre el pedal es importante. También es posible trabajar variando la posición del pedal (alto/medio/bajo) entre cada nota. Por ejemplo, posición baja para la primera nota, posición media para la siguiente, etc.

Una vez lograda la coordinación entre manos y pies, es interesante pasar a otra etapa: sustituir el canto con el instrumento y el wah. Elija una canción, tal vez la estrofa de una canción para empezar, e intente sustituir al cantante tocando lo que éste canta, pero transformándolo con el wah para simular la entonación de la voz.

En combinación con otros efectos

El wah-wah se puede combinar muy bien con otros efectos, entre ellos la distorsión. ¡Jimmy Hendrix dio origen a esta tendencia! La combinación entre algunos efectos y el wah resulta a veces sorprendente. Realmente vale la pena que todo instrumentista le dedique algo de tiempo a su pedalera para probarla con diferentes cadenas de efectos. Se puede utilizar de forma normal (moviendo el pie hacia delante y hacia atrás sobre el pedal) y también dejándolo medio abierto para así transformar las frecuencias. Del mismo modo, se generan diferentes resultados en función de su posición dentro de la pedalera. Se pueden realizar decenas de pruebas colocándolo antes o después de otros efectos y ajustando su inclinación.

¿Cuándo conviene utilizar el wah en el escenario?

La mayoría de los músicos, ya sean violinistas o guitarristas, lo utilizan para tomar el protagonismo durante los solos. Con el wah, se puede hacer “cantar” al instrumento y así ser a la vez músico y cantante. Por supuesto, esto no reemplaza completamente a un cantante, pero realmente añade valor. Es un efecto que sitúa al músico en primer plano.

Fuentes y imagenes: Hotone Audio, Jimmy Hendrix, Brad Plunkett, Del Casher, Voxshowroom